Mis proyectos y mi tiempo

Desde hace un tiempo solo he podido escribir en el blog sobre mi nuevo proyecto Domobay. El motivo como podéis suponer es la falta de tiempo, una excusa típica pero no por ello menos cierta.

El caso es que soy emprendedor por naturaleza, y a poco que tengo un minuto libre ya estoy ideando alguna nueva posibilidad de negocio. Ahora mismo mi principal actividad es trabajar en mi empresa Arcadina de la que soy socio fundador y empleado al mismo tiempo.

Llevo seis años trabajando a tiempo completo para Arcadina. Y cuando digo a tiempo completo significa completo. Recuerdo que durante los tres primeros años apenas hacia otra cosa, ni siquiera leía blogs o asistía a eventos. La empresa me obsesionaba, tenía mucho que aprender y sentía que necesitaba dedicarle todo el tiempo que pudiera. Además, era la única forma de poder corregir errores o de hacerte notar a nivel comercial con muy pocos recursos.

Dedicaba una media de diez horas diarias a la empresa y hubo una época, en concreto cuando me encargue de cerrar un versión de nuestro software PhotoGestión, que me pase un mes yéndome a casa a la una de la mañana y volviendo a las nueve.

En estos años digamos que he aprendido sobre todo lo que no está escrito en los libros: saber aguantar en los momentos difíciles, tener paciencia, consultar a los que saben mas que tu de cada tema, anticiparte al mercado, saber delegar, etc, etc, etc.

Actualmente empiezo a tener algo mas de libertad, aunque sigo empleado en Arcadina, lo cual limita mis movimientos. También es cierto que la empresa cada vez está mas dirigida al tipo de proyectos que ahora mismo veo interesantes y que siempre pasan por internet. De esta forma dedico cuarenta horas a la empresa y a partir de ahí dedico tiempo a Domobay, a ampliar mi cartera de dominios, a realizar algunos pequeños desarrollos (minisites) para probar el rendimiento de adsense y sistemas de afiliados, a pensar en algún nuevo proyecto y a escribir en mi blog cuando puedo.

Puedo estar hablando de 70 horas semanales de dedicación, y la verdad es que lo llevo bien. Primero porque me gusta lo que hago, y segundo porque mis objetivos poco a poco se van cumpliendo. Y no es que viva para trabajar, no es mi objetivo en la vida, sino todo lo contrario, quiero trabajar para vivir. Y en ello estoy, mi objetivo es conseguir la independencia financiera que predica Robert Kiyosaki, y a partir de ese momento poder decidir a que dedico mi tiempo y recursos. Como dice el poema de Antonio Machado “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”, y que cierto es.

3 pensamientos en “Mis proyectos y mi tiempo

  1. Rastreador

    Me parece que somos muchos los que hemos leído a kiyosaki y queremos llegar a nuestra independencia financiera a través de la especulación con dominios y la monetización de dominios.

    Saludos.

  2. Felix Autor

    La independencia financiera es un objetivo final a conseguir, aunque previamente conviene ir dando pequeños pasos, fijar metas alcanzables en un espacio de tiempo no superior al año. Así podemos ir analizando si vamos en buen camino.

    Felices fiestas para ti también Mario!! Y para rastreador!

Los comentarios están cerrados.